¿Está bien ser sincero?

10/11/15
¿Me habéis echado de menos? ¿Sí? ¿No? Espero que sí. Jajaja
No tengo que explicar porqué no estuve por aquí antes, ¿verdad? Ya estaréis cansados de leerlo. 

He estado pensando largo y tendido sobre un problema que tengo: soy demasiado sincera. Y está claro que no faltará quien diga: pero nunca es malo ser sincera, la verdad es el camino a la luz... 
Sí, claro. Y en esta sociedad democrática está permitido decir lo que piensas en voz alta (libertad de expresión) y nadie te mira mal por ello. CLARO QUE SÍ. Siempre y cuando lo que tengas que decir no moleste, ¿ah? Porque si es una crítica negativa, entonces nadie querrá oírla. 

Podríamos decir que soy una persona ''''conflictiva''''. No me gusta que las cosas se hagan mal, no me gustan las personas que no predican con el ejemplo. Y cometo el error de compartir lo que no me gusta. Cometo también el error de que cuando alguien se dirige a mí con malas palabras, yo me dirijo a ésa persona con malas palabras. Que no con faltas de respeto, ojo. Pero si me has leído más de un mes sabrás cómo me expreso, más o menos. 

¿Todavía crees que ser sincera es algo bueno? 
Entonces es que no eres una persona tan sincera como yo. No caigo normal.
Caigo bien a las personas que aceptan bien las realidades, y caigo mal a los que no. No es la primera vez que por decir que no estoy de acuerdo con lo que ha dicho un profesor/a, suspendo una asignatura. Y he oído auténticas burradas de educadores. 

¡Hasta en selectividad! Os pongo en situación: 

Alumnos de distintos centros sentados para realizar un exámen. Matemáticas. El profesor dijo algo así como ''prohibido usar calculadoras científicas''. 
Un alumno preguntó: ''¿Y cómo es una calculadora científica?'' 
¿Respuesta del profesor? Ésta: ¿Pero qué pasa? ¿Eres de letras? 

Pues olé tus... narices. Porque hay que tener una gran cara dura para decir eso. 
Y no fue un comentario en broma. Era la primera vez que veíamos todos a ese profesor, y, qué leches, era un repugnante. Soy una gran defensora del humor, (y humor negro incluso) y os garantizo que éso lo dijo totalmente en serio. 

Bueno, pues ahí estamos yo y mi sinceridad, en medio. Diciendo en medio del exámen que no me parece ni medio normal que un educador se comportara de ése modo. Al final se acercó un profesor que estaba cerca de mí, que me oyó, y fue a hablar con el señor. No estaba cerca, pero pareció llamarle la atención. El ''educador'' fue ''la mar de simpático'' conmigo durante las pruebas...

Ojalá supiera callarme. De veras. No todo, sólo algunas cosas. Y sólo en ciertos momentos. Me ahorraría muchos (pero muchos) problemas, y alguna recuperación de economía y gallego. Porqué no decirlo.

Y ésto es todo por hoy, cookies. Que no es poco. Me voy a ver American Horror Story.
Es que por dios. ADORO ESA SERIE. La tercera temporada en especial. Me desconecta del mundo. 
La tercera va sobre brujas, una temática que adoro. Ojalá hubiera más de ese estilo, bien hechas. Salem me gusta... Pero ésta temporada de American Horror... Ojalá hicieran más. 

Salió una figura importante dentro del vudú llamado Papa Legba. A mí me gustan mucho estos rollitos de deidades antiguas de otras culturas, etc. De pequeña estaba obsesionada con la cultura egipcia. A los 7 años me regalaron un libro sobre Egipto, y grité de la emoción. Me encantaban Horus, y Set. Jajajajaja. Eran mis favoritos. 

Bueno, el caso. Papa Legba. Lo cierto es que no sé bien qué es. En la serie es una deidad que hace tratos y te compra el alma a cambio. O sea para mí hace lo que es papel de demonio en Supernatural. Pero en teoría es el que media entre vivos y muertos, protector del mundo espiritual. 



Yo no sé los demás, pero a mí estas cosas de vudú, y todo eso, me asustan. Hablo de la serie, eh. No creo en el vudú. Pero soy muy asustadiza. No puedo ver películas de terror sola de la misma forma que no puedo entrar en los centros comerciales de rebajas.
Éste tío me recuerda un montón a un... bueno no sé qué era. De una película. Era un ser sobrenatural que poseía a los niños para que mataran a sus familias. ME DABA UN PÁNICO, PERO UN PÁNICO. Y se parecía mucho a éste.
He intentado buscarlo, pero no recuerdo el nombre de la película. He puesto 'películas de miedo' en google y ya me asusté con lo que salió, jajajajaja.
Lo sé, soy una nenaza. A mí el sombrero seleccionador me pondría en Hufflepuff.
Para los que queráis saber más de éste personaje del vudú, click aquí. Es muy cortita la entrada. Tampoco creo que seáis tan frikis como yo y queráis detalles, pero si es así, ¡a San Google que vais!

And after all you're my wonderwall! Muaaa


16 comentarios

  1. American Horror Story es una seriaza y con el problema de la sinceridad no sé qué decirte xD Yo soy de callarme y despotricar con mi novio, porque si dijera lo que pienso a cada momento me lloverían hostias xD
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y dicen que la tercera, Coven, es súperfloja, que nada que ver con Asylum blablabla.
      A mí es la que más me ha gustado. Cambiaría un par de detalles, pero me gustó mucho más. También me gustan mucho las brujas, todo sea dicho.
      Yo no soy de callarme. Yo hablo y despotrico. Si me callo ya no despotrico con nadie, directamente. Los términos medios pa ti jajajaja
      mua

      Eliminar
  2. Hola Nere,
    comparto lo de la sinceridad... y entiendo que a veces lo veas negativo, pero la cosa está en aceptarse y que quien no te entienda que no te compre ;)
    Me voy a ver tu entrevista. A mi me han hecho una crítica en La Isla de los Blogs de la que he sacado la idea de remodelar mi blog, me ha venido genial. Lo de los seguidores... en fin, ya llegarán, porque tengo poquitos,jajaja pero en fin, tampoco me importa demasiado la verdad (lo digo siendo sincera¡¡ como tuu)
    Me ha encantado tu post , muy personal y ameno :D
    Nos leemos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja. Tiene gracia que digas eso. Hoy me estuvo tomando de punto una profesora a la que le caigo mal por bocazas. (Es la típica que se pone como una loca conque la gente coja los móviles, pero a ella le suena en mitad de clase y llama por teléfono durante los exámenes) Y mil cosas más, tiene. Y claro, a mí me ha escuchado alguna que otra crítica mal disimulada. Me odia jajajajajaja
      Y a tooooooodos mis compañeros de clase que dicen lo que piensan, los odia también. Matemático. No se aceptan críticas.

      Ya, yo también tengo pocos seguidores, pero hace mucha ilusión cuando se suma uno, ¿o no?
      Muaaa!

      Eliminar
  3. ¡Hola! Bueno como todo en esta vida, ser sincera tiene sus ventajas y desventajas. Me gusta la sinceridad siempre y cuando se diga de corazón y no con malicia. Siempre con respeto y educación, incluyendo las verdades obviamente pero si es verdad que tiene sus partes negativas como tú dices... mi hermana es muy parecida a ti en ese aspecto y la pobre se ha llevado más de un disgusto pero bueno cada uno es como es, ¿no? Y de todo se aprende en esta vida!
    La iniciativa me encanta!! Me apunto de cabeza y voy a echarle un vistazillo a todos los blogs :). De American Horror Story.solo vi la temporada primera y ahí tuve que quedarme... no me entusiasmó mucho pero me alegra que la disfrutes tanto!
    Wonderwall! ES MUY GRANDE ESA CANCIÓN <3
    Besitoooos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo soy respetuosa y educada, pero soy una borde de cuidao.
      No lo hago a propósito, es que soy así, me expreso así. Y claro, entre que a la gente no le gusta que le digas las cosas, y aún encima no lo digo con una nota perfumada, no suele sentar bien. Y sí que te llevas disgustos, claro que te los llevas. jajajajaja

      Bieeeeeeeeeeeen! Me alegro de que te apuntes!

      Y la verdad, American Horror, vi las dos primeras pues bueno, así asá. Me gustaron pero nada que ver con la tercera. Lo bueno es que son historias independientes y hay para todos los gustos.

      Ya! Oasis... :D
      Mua!!

      Eliminar
  4. Hola!! Me ha gustado mucho la entrada.
    Te he nominado a un premio : http://escribetucartaenbotella.blogspot.com.es/
    Un besito :)

    ResponderEliminar
  5. La sinceridad, sobre todo en los estudios, te puede buscar más de un lío... y en el trabajo ya ni te cuento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el trabajo me he buscado algún que otro lío. Pero me callo más que en los estudios.
      Me dan más miedo las repercusiones en mi ámbito laboral, y si no es muy necesario, no lo digo. A veces no consigo callarme pero bueno, lo intento.

      Ahora si es algo del estilo... pues yo qué sé. Retraso en pago de nómina (que me tiene pasado) ahí no, obviamente. Ahí suelto todo el veneno.

      Eliminar
  6. ¡Hola! Yo creo sobre la sinceridad que hay muchas formas de decir las cosas. Por ejemplo, si yo tuviera que recibir una crítica de un trabajo mío, prefiero un "no me gusta por tal y tal..." o "no me parece bueno" o "es bastante malo" a que me dijeran "vaya porquería" (u otros adjetivos más desagradables). Tampoco la sinceridad debe ir de la mano de la ofensa. Creo que podemos expresar nuestra opinión sin tener que ofender.

    Por otra parte, tengo ganas de ver esa serie. Hace poco me puse al día con The Walking Dead y tengo ganas de engancharme a otra jejeje. ¡Ah! Y muy interesante lo de Papa Legba. A mí también me gusta leer sobre todo tipo de curiosidades.

    Un saludo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, es algo que me repatea las narices.
      Yo soy una persona borde, lo habrás leído por aquí seguramente. Sino ya te lo digo yo: soy una borde.
      No sé, hay gente más simpática, y gente que lo es menos. Es una forma de ser. No quiere decir que sea un tojo.

      Pero yo te digo las cosas así, tal cual. Si has hecho una chapuza, pues la has hecho. Si has dejado a encimera sucia, la limpias. Etc.
      No lo digo con una nota perfumada, pero no lo digo de malas formas. Lo digo tan de sopetón y tan serio, que parece que hay gente que lo confunde con mala educación. Y lo siento, pero ser mal educado es infravalorar, insultar, faltar...

      Decirte las cosas como son, no es ser mal educado. La gente confunde las cosas.

      Igual que ser protestona con ser sincera. Yo si hay algo que porque tú lo hagas mal, a mí me supone trabajo extra (como compañeros míos que en lugar de trabajar se van por ahí a tomarse el café) te lo voy a soltar. Mira te escaqueas. Eres una vaga. Y no te voy a sonreír mientras te lo digo, jajajajaja.

      Está claro que la gente que confunde estos términos es aquella a la que no le gustan las verdades y no acepta las críticas...

      A mí la mitología, las religiones ''exóticas'' y rollos sobrenaturales me gustan mucho, me producen mucha curiosidad. Total, la realidad la tengo en el telediario...
      Mua!

      Eliminar
    2. La verdad es que todo este tema que planteas sobre la sinceridad da para hablar largo y tendido. Lo que está claro es que cada persona tiene su forma de expresarse y por el otro lado, cada persona tiene su forma de recibir esa forma de expresión y que hay situaciones y situaciones... Un tema muy interesante, la verdad. Yo he pensando mucho en ello jejeje.
      Otro saludo :)

      Eliminar
    3. Cada persona lo hace a su modo. Pero hay modos correctos, y otros erróneos.
      Hay que saber dar críticas y recibirlas...
      Yo también pienso mucho en éste tema, jajajaja. Debería haber un foro en mi blog de debate jajajaja!
      Mua

      Eliminar
  7. Holaa, a mi también me pasa mucho lo de la sinceridad, y en ese aspecto he mejorado. Antes era brutalmente sincera, mientras que ahora he medio aprendido a callarme. Eso sí, me niego a decir mentiras, así que o digo la verdad o a cerrar la boca. Supongo que no seré la única, pero además el no contestar a lo que yo considero una provocación que me importe (que esa es otra) me es casi imposible. Una fuerza superior a mi de mala leche me posee y me obliga a contestar. De todas formas, ya digo que he mejorado en ese aspecto, por que yo estoy a favor de la sinceridad por completo, pero la sinceridad brutal no es buena. Hieres al resto, y en mi caso, que además soy una persona "dominante" intimido sin yo saberlo. No somos justicieros, no deberíamos ir dando lecciones al resto sin callarnos nada. Hay mucho más de lo que podemos ver o saber.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, qué identificada me siento con eso de ataque de ira...
      Me pasa mucho cuando alguien me contesta mal sin motivo, como que siento una bola de fuego en el estómago y la escupo en forma de palabras, jajajaja.

      Pero aunque no seas sincera de forma brutal, el simple hecho de decir lo que piensas a la persona equivocada ya te puede meter en problemas, que es algo que me pasa mucho a mí. Sin ser bruta ni mordaz, digo lo que pienso. Pero aunque aquí está muy bien visto dárselas de sincero y aguantar bien las críticas constructivas, la verdad es que muy poca gente es así.

      Un beso! Mua!

      Eliminar