Tener un pensamiento positivo

24/9/16
¡Hola miko mío! ¿Qué tal? ¿Cómo estás? ¿Has visto que se acerca la lluvia ya? ¡Después de tanto tiempo!
No sé en el resto de España, pero aquí en Galicia estamos protestando la mitad del año porque llueve, hace viento y frío durante 9 meses. Y cuando nos llegan los 3 meses de calor al año no ha pasado un mes de verano y ya nos estamos sofocando con 'ese calor agobiante del infierno.' Cito textualmente, jeje.

Hoy quería hablar de la importancia de tener un pensamiento positivo. Estoy casi segura de que no lo ha notado nadie porque soy una persona muy enérgica, simpática, humilde... Pero puedo ser una persona muy negativa. Bastante. Es algo por lo que intento no dejarme llevar. Es decir, hay días mejores que otros, como es lógico. Pero procuro controlar la negatividad.
Una cosa que me dice mi novio mucho es 'deberías centrarte en la solución, no en el problema'. 

Eso de el vaso medio vacío o medio lleno... Es que el vaso no está ni medio vacío ni medio lleno. Su tamaño es el doble de lo que debería. ¡A ver si aprendemos a optimizar. Lo leí una vez en twitter y me hizo gracia.


Yo no he sido siempre negativa. De hecho es una etapa que tengo desde hace algún tiempo. Siempre fui una persona bastante positiva. Seguía teniendo un carácter... poco templado, pero era muy positiva. Y habiendo estado en las dos caras de la moneda tengo que decir que todo parece peor de lo que es cuando tienes un pensamiento positivo.

En mi vida he pasado por cosas terribles. Algunas de las cuales sí sucedieron.
Mark Twain


¿Qué quiero decir con ésto? Que todo está en la cabeza. ¿Nunca te has preocupado por algo que resultó no ser tan grave como pensabas? Yo sí, alguna que otra vez. 

En cambio a otras personas que conozco que mantienen un pensamiento positivo ésto no les ocurre: se enfocan en el presente, no se imaginan problemas y problemas. 

A nivel personal creo que es más sencillo que las cosas te salgan bien cuando crees que van a salir bien.

En éste punto creo que estaremos todos de acuerdo en que es mejor tener un pensamiento positivo, sin caer en el pensamiento piruleta: una cosa es ser positiva, sacar lo mejor de cada situación, solucionar tus problemas... Y otra muy distinta es idealizar la vida. La vida es lo menos ideal que hay. Todo es imperfecto. 

Como es lógico quiero retomar buenos hábitos. A pesar de tener pensamientos 'más negativos' no soy una persona que se estanque, eso es algo que no ha cambiado. Siempre estoy buscando mejorar en todo lo que pueda. Así que he recogido aquí algunos consejos para cambiar la mala actitud y ser más positivo y los voy a compartir contigo.


1. ENFÓCATE EN LO BUENO

Deja ve castigarte por las cosas que haces mal. Está bien querer cambiar tus errores y mejorar como persona (todo es mejorable). Pero tampoco hay que pasarse de exigente.
Aquello en lo que centras tu atención se hace más grande. Por lo tanto si estás continuamente mirando tus fallos vas a verlos peor de lo que son. ¡Aplaude tus éxitos!

2. ELIMINA TU LENGUAJE NEGATIVO

En ocasiones sale casi automático que cuando pasa algo malo hay una queja. Que si el ascensor tarda mucho, que se me ha desteñido una camiseta, me he resbalado, a ver si la gente aprende a tirar las cosas en la papelera que parecen salvajes...
Es cierto: hay un listo en tu casa que mezcla la ropa blanca con la de color. También hay gente que se pone a hablar en el descansillo con la puerta del ascensor abierta.
Hay cosas que hay que ignorar en la medida de lo posible, dejarlas pasar. Estar todo el día pensando en lo malo afecta al ánimo. 

3. EXISTE UN GRIS

O bien, o mal. El pensar 'esto o sale bien, o sale mal'. Pero casi nunca 'igual es difícil, pero puede hacerse'.
Son pensamientos extremos que no guardan relación con el mundo real, con todos los detalles que forman la vida. Al no guardar relación con la realidad, son ideas que no te aportan nada. Acepta el hecho de que no todo es perfecto, pero tampoco imposible.

4. HAZ UNA LISTA

Esto lo hablé con Mónica una vez. Me parece algo súuuuuper útil. Pensar en qué cosas buenas has hecho o te han ocurrido a lo largo del día. Lo que has aprendido, logrado, avanzado... O lo que sea. Apuntar que ese día has probado algo nuevo y te ha gustado también vale. Cualquier cosa que te haya hecho sentir bien.


Está claro que habrá muchos más consejos por ahí, muchas más formas, y que a cada uno le funciona la suya. Ésta es la que me funciona a mí. De todos modos aquí abajo voy a dejar los enlaces de un par de páginas que tratan temas similares (pensamientos obsesivos, cómo cambiar patrones de pensamientos negativos) aquí abajo para quien quiera leer más sobre el tema.
Son comportamientos bastante comunes en nuestra sociedad, pero por suerte, tienen una solución si uno realmente quiere. 






Aquí te dejo los enlaces. Me parecen artículos muy interesantes aunque no tengas ninguno de éstos problemas (yo no tengo pensamientos obsesivos y me ha resultado muy instructivo). Soy una persona a la que le encanta saber e informarse.

Para terminar, me gustaría que me contases si alguna vez has tenido pensamientos negativos o conoces a alguna persona que los tenga o los haya tenido. 

¡Un besazo! ¡Mua!

10 comentarios

  1. Genial Nere, me ha encantado el artículo por lo personal y por lo "bloggeril" jeje, muy buena iniciativa, yo digo lo mismo que tu pareja, centrarse en la solución en vez del problema, conseguirlo no ha sido fácil, pero en cuanto empecé ha rodado solo, ¿por que? porque los resultados son casi inmediatos en el estado de ánimo... :)

    Muack!! y gracias por compartir este tipo de "medicinas para el alma" ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja. Sí, apuesto a que todo se hace mucho más cuesta abajo cuando tienes mejor actitud...
      Así que a trabajar en ello!

      ¡Mua!

      Eliminar
  2. ¡Hola Nerea!
    Me ha sorprendido que dijeses que eres una persona negativa, supongo que es porque siempre se te "nota" una actitud positiva cuando escribes (como bien explicas en el post).

    Yo soy una persona muy negativa para qué voy a engañarte pero siempre hay una parte de mi que cuenta con el entusiasmo y fuerza suficiente como para no dejarme llevar por esa parte negativa (aunque muchas veces es difícil).

    Sin duda el peor enemigo es uno mismo. Siempre pensamos en el peor escenario posible cuando ni siquiera se ha producido "el problema".

    ¡Actitud positiva ante todo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Holaaaa!
      Sí, soy consciente de que la imagen que doy no se parece en nada a lo que digo. Lo que pasa es que soy una persona muy cerrada, y mis problemas y cosas malas siempre me las guardo para mí. No me gusta dar ''imagen de derrota'', o negativa, o lo que sea. Por lo que aunque sea negativa muchas veces procuro que no se me note!
      También intento no dejarme llevar por esa negatividad! Y sí, en ocasiones es complicado!

      Creo que es buena idea intentar cambiar a una actitud más positiva y mejor rollo. Menos estrés. :)

      ¡Mua!

      Eliminar
  3. Yo con el tema del pensamiento positivo discrepo bastante. En general tiendo a creer que lo mejor es ser neutral, es decir, intentar ver las cosas de una forma lo más neutra posible, por así decirlo, tener la mente siempre fría.

    Todo esto del pensamiento positivo creo que contribuye mucho a hacer a la gente sentir mal. Los pensamientos negativos tienen una función... aparte de como aprendizaje, el miedo es una forma de defensa, y la tristeza es una forma de desahogarse. Estoy cansado de que por sentirte mal te tengas que sentir mal, es decir, tenemos derecho a estar mal a veces...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡ME CAGO EN LA LECHE!¡Se me eliminó el comentario! ¡Me había quedado muy chulo! ¡Muy completo! A ver, que empiezo de nuevo...

      ¡Hola Javier! ¡Cuánto tiempo desde la última!
      Yo discrepo con tu discrepancia, jajajaja. Y discrepo porque creo que esa idea de positivismo no me representa.

      Para mí ser positiva no es creer que en la vida no hay problemas, ni estar siempre de buen humor, ni no tener malos momentos. Para mí ser positiva es que a pesar de saber que vas a tener problemas y malos momentos, quieres seguir adelante. No sé si me explico (?)

      Que sí, que tendrás malos días, malas épocas. Y no pasa nada siempre que sea moderado. Porque una mala época que se alarga mucho, estar mal siempre... No es algo bueno.

      Podríamos decir que para mí ser positivo es ponerle 'al mal tiempo buena cara' tanto como se pueda! :)

      Eliminar
    2. Comprendo... para mí la definición es otra. La positividad la asocio a esta fiebre que hay ahora, que niega el derecho a pasarlo mal, y que está pensada sobre todo para hacer dinero, con cosas como Mr. Wonderful por ejemplo.

      Eliminar
    3. He leído en algunos sitios de internet esto mismo que tú dices: que últimamente parece que todo el mundo tiene que estar feliz y decir las cosas con notas perfumadas. El movimiento en sí yo no lo he notado, solo he leído las críticas.

      Donde sí que noto una sobredosis de positividad es en el marketing para emprendedoras online... Donde creo que hace falta justo un poco de ese realismo del que hablas. Pero como muchas cosas el marketing está pensado para hacer dinero.

      ¡Ojo! No tengo ni idea de si Mr Wonderful se dedica a algo más que ha hacer agendas con mensajes bonitos, (porque soy una empanada y no sigo los pasos de nadie nunca, así me va) pero si lo único que hace es diseñar y poner frases positivas no creo que pase nada.

      Quiero decir que si me levanto de mal humor y en mi agenda me pone 'hoy te vas a comer el mundo' a mí no me afecta lo más mínimo, yo sigo roñando, jajaja.

      Eliminar
  4. ¡Hola! Me ha gustado mucho este artículo. Yo también tuve una etapa muy negativa. Es verdad que a veces se ven las cosas peor de lo que son y esto se puede comprobar al cabo del tiempo... cuando te acuerdas de preocupaciones que en su momento te parecieron un mundo y ahora lo ves como una tontería. Esto me ha recordado a algo que leí en una ocasión que es que nuestro cerebro tiende a olvidar los malos recuerdos (bueno, a no ser ya que sea algo traumático o extremo) y que por lo visto era como un mecanismo de defensa. Es un tema interesante. La frase de Mark Twain es muy muy reveladora.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí... Yo lo había hablado una vez con una profesora: tendemos a olvidar las malas experiencias. No todas (doy fé) , pero sí muchas.
      En mí misma como que no he podido comprobarlas... porque yo me olvido de todo. Esta semana tuve que hacer cuentas para saber qué años tenía... O sea que...

      ¡Un besín!

      Eliminar