No es para tanto...

1/11/16
No paro de veer, leer, escuchar y a veces hasta soñar con el machismo, hombres posesivos y maltrato de género. No te haces una idea, pero de veras que no, de las amigas que tengo (y de las que he tenido) que aguantaban cosas que yo... de veras que no comprendo. ¿Se está volviendo el mundo loco?

No sé muy bien cómo abordar el tema sin meter la pata, ya sabemos que hoy en día la gente se puede ofender por cómo pelas una zanahoria, pero quiero abordarlo, empieza a quemarme.

Tengo muchas cosas en la cabeza ahora mismo, así que pido disculpas de antemano si me hago un lío.

¿Se puede saber porqué hay tantas mujeres jóvenes que creen que los celos son la representación del amor? ¿Y porqué ven normal que si discuten con su novio éste las llame putas? ¡¡Pero tantas!! Y ya no solo mujeres, en algunos casos hombres también.


Muchas veces ésto va de la manito con el machismo, cada vez hay más pensamiento machista entre la gente joven. 
Que aunque el machismo no es el tema en el que me quiero centrar hoy, tiene cierta cabida en éste tema. ¿Por qué? Porque sí, hay mujeres celosas y mujeres paranoicas. Y seguro que muchas.

Pero la mayor parte de casos que conozco se tratan de hombres posesivos y mujeres que creen que son hombres muy enamorados. Así que no llevan faldas, no tienen amigos varones...
Te cuento casos personales, por ilustrar un poco. Pero ésto no se trata de lo que yo he vivido, sino de lo que hay ahí fuera en general. Veamos.

Hace un par de años (o tres. Mi percepción del tiempo es cuanto menos digna de estudio) tuve una amiga que iba conmigo en clase. Ese día su novio la había acercado a clase. Hasta ahí todo bien. Pues pasó un compañero nuestro, le tocó el brazo a mi amiga y la saludó, y el novio la dejó. Así, sin más. Que estaba ''harto de sus tonterías''. La chica tuvo que dejar de hablar con ese compañero de clase.

Y aquí, en segundo lugar, no puedo personificar debido a la cantidad de casos que he conocido en éste ámbito: ellas (en plurar lo digo, sí, sí. Amigas mías, se entiende) discutían con sus novios (por celos, por el tiempo, lo que fuese. Pero los celos eran habituales) y ellos tenían reacciones desproporcionadísimas: llamarlas putas, desagradecidas, y demás.

Todas éstas chicas en las que pienso mientras escribo ésto fueron amigas mías, acabamos perdiendo el contacto. Pero en su momento yo siempre les decía que lo que aguantaban no era normal, que no iba a cambiar a menos que ellas cortaran por lo sano. Pero la mayoría lo defendían: no es para tanto. No puedo dejarlo. 

También sé de amigas/conocidas mías que se liaban una noche con un tío (bueno, o varias, qué sé yo) y éste las trataba mal: les exigía ciertas cosas, presionaban en el ámbito sexual, incomodaban cuanto menos... Y si bien no era tan extremo el caso, pues no salían con ellos ni nada, sí los aguantaban. Que a mí ya me parece suficiente.

Yo he tenido mis más y mis menos: cuando era más joven (más aún de lo que ya soy) sí he aguantado comportamientos de chicos que a día de hoy se me plantean y me da un ataque de risa, lo dejo, y a otra cosa. Reconozco haberme vuelto un poco intransigente después de tanta mierda. Mis experiencias con chicos no van tan allá como las que conté antes: a mí nadie me controlaba nada, ni con quién hablaba, quedaba, o qué hacía en cada momento, y ni mucho menos a ninguno se le ocurrió insultarme jamás.

Eso sí: mentiras, calumnias y payasos por todos lados. Que de eso abunda. Pero se acaba descubriendo cómo es cada persona y ahí te toca a ti decidir. En mi caso he seguido un patrón inalterable hasta el momento: si alguien me miente, utiliza, planta, lo que sea: puerta. 

Yo qué sé... por poner un ejemplo. Llevo con Omar casi 4 años saliendo, y hemos discutido en ese tiempo unas cuantas veces. Pues bien, si discuto mañana con él por lo que sea  y me da un empujón ya está: duramos casi 4 años. Fue bonito mientras duró, pero por ahí no paso. 

Y no soy tonta: ya sé que no todo el mundo es tan drástico como lo soy yo. De hecho me he sorprendido un poco al ver que soy una minoría.

Es posible que si alguien se propone hacerme un estudio a mí descubra que me he pasado la mitad de mi vida pensando. ¿Por qué tanta gente (hombres, mujeres...) consiente que sus parejas se propasen?  

Yo creo, y digo creo porque es la conclusión que he sacado de mi experiencia personal y del entorno de mis amigas, que en parte es porque hay una carencia en la educación que reciben muchos niños. Conmigo nadie se sentó y me dijo: '' Nerea, no permitas que nadie controle tu vida''. Ni ''aléjate de los hombres tóxicos que solo te quieren como una propiedad''.

Sí me han dicho lo típico: ''no hagas lo que no quieras que te hagan a ti'', ''ni tú eres más que nadie ni nadie más que tú''... Pero nadie me ha advertido de que existen relaciones tóxicas.  De que ni yo debo controlar a mi pareja ni mi pareja a mí.

Tampoco se ha sentado nadie a decirle eso a muchas de mis amigas.

Me da la impresión (igual equivocada) de que en ésta sociedad se evitan hablar temas entre padres e hijos que tienen que ver con las relaciones personales: parejas, sexo... Es como si fuese tabú. Algo así como ''es cosa tuya''.

La educación es el arma más poderosa para cambiar el mundo.
~ Nelson Mandela

Porque si no no me explico éste boom de gente controladora. No hablo de mujeres maltratadas, ni de perfiles de maltratadores... Es un tema que va de la mano con el control a la pareja (del hombre hacia la mujer), pero no es el tema.

  ¿Por qué parece que a la gente joven no se le están dando valores? 

9 comentarios

  1. Porque, querida, vivimos en una sociedad machista. Las propias películas o series de televisión te van a decir que las relaciones tóxicas y abusivas son románticas. Las chicas buscan eso y los chicos se aprovechan.
    Yo he estado en una relación así. A mí me han dejado por tardar más de la cuenta en coger el móvil (luego volviendo, claro está), a mí me han llamado puta... Desde luego ahora lo pienso y no sé cómo duré tanto con semejante energúmeno, pero chica, de todo se aprende. El problema es que no aprendas. Porque mi madre sí me ha dicho mil y una vez que me quiera y que no aguante ni media, pero una cosa es lo que te digan y otra lo que encuentres y como reacciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si ya sé que hay algunas madres/padres que sí lo hacen. Pero por lo que he visto una mayoría deja el tema a un lado.

      Y ya no solo machismo... Porque sí, me centro en mujeres porque son con las que he compartido más experiencias y de las que puedo poner ejemplos. Pero a nivel general veo muy poco amor propio...
      Y me llama la atención que algunas personas se salten el paso en la educación de hablar de éstas relaciones (cada vez más numerosas) con sus hijos.

      A mí una vez me dejaron porque ''era demasiado independiente''. En éste caso no volvimos, pero bueno. Que sí, que éstas cosas sí pasan.

      ¡Y qué sorpresa verte por aquí! Andas desaparecida!

      ¡Mua!

      Eliminar
  2. Yo cada vez tengo menos claro hasta qué punto la educación puede corregirlo todo, sobre todo viendo cómo las sociedades mejor formadas de Europa están volviendo al pasado.

    La cosa es que cuando estás enamorado aguantas lo que sea, enamorarse es humano. Creo que la libertad de elección no dmestá clara. El amor es una reacción del cerebro y depende mucho de cómo funcione el cerebro de cada uno, así estás dispuesto a aguantar esto o lo otro.

    El hecho de que la sociedad sea patriarcal desde la Prehistoria no ayuda mucho que digamos.

    Sobre los valores, yo creo que llevamos veinte años hundiéndonos en el nihilismo. Ya era así cuando yo era crío. Vamos sumando gente que no se importa con nada y de ahí no saldrá nada bueno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, tú cada vez tienes menos claro todo.

      Creo que aunque la educación no es milagrosa, puedes haber dado una buena educación y recibir un mal resultado, sí es muy importante. Y ya el hecho de que haya llegado a percibir que es raro que los padres hablen de las relaciones tóxicas que hay con sus hijos e hijas da a entender que hay una laguna ahí. (Entre otras, como el tema del sexo, etc. Pero eso ya para otro día...)

      Luego, en cuanto a lo de si estás enamorado aguantas lo que sea, no estoy de acuerdo por mi parte.
      Igual doy algo más de cuerda, pero si te pasaste de la raya te pasaste y punto. No hay una raya ahí para que andes bailando sobre ella. No. Jajajaja
      Vamos, hablo de ''errores'' más o menos grandes: mentiras, infidelidad, insultos/faltas... Etc. Qué va, no paso por ahí. Para mí un error es que te pida una un té rojo y me traigas una manzanilla, no que me digas 'qué puta eres', jajajaja. Jo, qué bastiña soy.

      Y lo del patriarcado... Sí, es cierto. Noto este tipo de posesión más de hombres a mujeres que de mujeres a hombres. Pero me consta que al revés hay casos, y no son pocos.

      Cometo muchas veces el error de hablar de mi género porque es del que tengo más ejemplos, historias cercanas... Pero eso no significa que no sepa que a la inversa hay otro tanto muchas veces.

      Y sí... coincido. Me da la impresión de que vamos de mal en peor. O cada día veo más miseria o antes no informaban tanto. Y no sé qué es peor.

      Eliminar
    2. jaja pues es verdad, cuanto más tiempo pasa menos claro tengo todo. Creí que sería al revés.

      Está claro que la educación decisiva, pero hay otras cosas.

      El cerebro, lo que comemos, lo que dormimos, el estilo de vida... Lo del libre albedrío lo veo casi un mito.

      La precocidad no ayuda, y eso sí va por educación supongo. Cuando eres superjoven eres más propenso a que te la líen.

      Lo de cuánto vas a aguantar depende de la persona y del enamoramiento, sin duda, aunque creo que nadie está a salvo.

      Eliminar
  3. La verdad es que este drama de las relaciones tóxicas va más allá de educación y de machismo, porque ya no podemos decir que sólo los hombres son tóxicos y dominantes, hay muchas, muchísimas mujeres que rayan en la paranoia con el control de 'sus hombres (y mujeres)'. Por eso, la verdad siento que ambas personas tienen problemas, la primera que sólo es feliz dominando, controlando y pisoteando y la segunda que se siente menos que nada sin la primera al lado, que minimiza sus agresiones con la frasecilla 'es que lo/a amo y él/ella es así porque se preocupa por mí'... Y créeme que me he encontrado con un par de estos muy cultos, muy conocedores del mundo y aún más podridos por dentro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que aunque la educación no es mágica ayudaría el que se le inculcase a la gente amor propio y respeto por los demás y sus parejas. Y muchas veces esas cosas de dejan de lado... No se habla del tema.
      ¿Que puede ser que haya casas en las que sí y funcione (o no)? Sí, pero en mi experiencia no son muchas. Es como si las relaciones personales las dejaran ahí, a la deriva.

      Y sí, justo. Es lo que le comentaba a Javier: que yo hablo mucho en femenino porque soy mujer y he hablado de ésto con más mujeres que con hombres. Entonces puede entenderse que solo hablo por ellas. Pero sé que hay mujeres posesivas, igual que hombres.

      He conocido a chicos que salían con chicas súper paranoicas. Aunque he conocido a más chicas que salían con hombres posesivos, muchas más. Por eso a veces ''feminizo'' las cosas, jajaja.

      Hoy en día es difícil hablar de éstos temas sin entrar en machismo, patriarcado y demás...

      ¡Mua!

      Eliminar
  4. Yo tampoco entiendo nunca como es que la gente aguanta las relaciones tóxicas, pero así son las cosas. Y respecto a esas actitudes ya se sabe: muchas veces alguien está buscando un pretexto para cortar y lo encuentra en ese compañero que la mira o algo así. Yo no le doy muchas vueltas, soy una persona que no se hace dramas. ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué suerte! Yo le doy vueltas a todo, soy una interrogación constante.
      Yo creo que las relaciones tóxicas están en auge entre la gente joven.
      ¡De hecho veo cómo son algunos jóvenes que se llevan con mi hermano y alucino! *_*

      Eliminar

#TUTORIAL


Aprende a hacer recuadros para destacar textos.

¡ME APUNTO!