31/5/17
¿Qué hace que no comente o siga un blog?

¿Qué hace que no comente o siga un blog?

31/5/17
¡Hola mikooooos! ¡¡Pero bueno!! Qué es esto, que alguien me pare. Ya es el tercer post (aunque no los haya publicado todos aún) que escribo esta semana. Si no tengo cuidado alguien me va a tomar en serio.

Hoy quería hablar de qué cosas hacen que yo entre en un blog y decida dejarlo ir. O qué hace que deje de comentar en un blog que me gusta. Y es que éste tema da para mucho, porque tengo mucho que decir.

Quiero dejar esto claro: soy una persona exigente. Soy exigente con todo el mundo: con mi pareja, con mi madre, con mi vida, conmigo misma. Y también soy exigente con los blogs a los que sigo. Es decir, yo no sigo a la ligera. Si te sigo es que hay algo que me gusta de ti. Quizá no esté muy presente siempre, y haya momentos en los que desaparezca. Pero eso es porque desaparezco a nivel general de todo y luego (y no pasa mucho tiempo) vuelvo.

Por ésta razón a mí participar en iniciativas followxfollow (que es seguir a una lista de blogs para que luego te sigan a ti) me ha resultado imposible: me parece una lacra llenar tu lista con blogs que no te interesan. Y estar tú en una lista que a la gente tampoco le interesa. Es que para mí comentar un blog que no me gusta para que ''venga a mí'' se me asemeja un poco a mentir por cómo soy yo.

A ver, no estoy diciendo que quien participe en esas iniciativas sea un mentiroso. Estoy diciendo que yo soy incapaz de comentarle algo a alguien cuando no quiero hacerlo. Me cuesta mucho. Me cuesta igual que me cuesta mentir. Forzar.

Pero bueno, que me voy del tema. Como decía, soy exigente. Que sea exigente no quiere decir que pida peras al olmo: no busco la perfección de nadie. Pero busco un compromiso y algo que tenga que aportar(me). Y bueno, el diseño juega un papel importante, no te voy a mentir.


DISEÑO

Soy una fanática de lo sencillo. En blogs, en maquillaje, decoración, ropa... Que me gustan las cosas sencillas. Lo sencillo no tiene que ser simple, ojo al dato.
Pero, oye, sé que aquí somos muchos. Y sé también que conozco pocos blogs que compartan mi fanatismo. Por ésta razón muy pocos blogs que sigo tienen un diseño que me guste. Creo que los puedo contar con una mano.

Pero no tengo en cuenta eso a la hora de seguir un blog. Porque de ser así me quedo sola: a mí no me gustan las columnas laterales en los blogs desde que tengo memoria. Y la tenéis casi todos. Vale. Está genial, pero que la información dentro del blog esté ordenada es para mí lo esencial.

El problema es que hay veces, en algunos diseños, que es too much. Hay tanta información que se me desparrama la vista por todas partes y no sé a dónde mirar.

Resumiendo: si me topo con un blog que de contenido, de buenas a primeras, digo 'puede estar guay', pero el blog tiene colores chillones, mil gadgets en la columna lateral, 90 etiquetas y 45 categorías me voy a ir. Me voy a ir porque me marea. Y en los años que llevo aquí (¿dos?) he hecho muy pocas excepciones a ésto.


FRESCURA

¿Nunca has leído un blog que parece escrito por una máquina? Me explico: como muy frío. No necesariamente porque la persona no cuente cosas de su vida. Que eso, oiga, es opcional. Pero la forma de expresarse, lo que dice... Hace que sera frío. No hay ninguna broma, siempre seriedad, se despide con un 'saludos camaradas' (por poner un ejemplo chorra)...

Es un estilo que a mí no me gusta, no me hace sentir en casa. Yo, que soy un poco impresentable busco impresentables como yo.


NO ESTAMOS SOLOS

Cada vez veo más post de bloggers desanimados/as porque no consiguen sus objetivos, ya sea éste tener más seguidores, vender  fruta o conseguir más comentarios. (No necesariamente tener muchos seguidores te garantiza una interacción alta. He visto blogs con muchos seguidores y sin comentarios en las entradas).

Cuando comento algo es porque quiero ejercer algún tipo de interacción. Si lo que quisiera fuese hablar yo sola escribiría en mi diario.

Y luego entro en muchos, pero en  muchísimos blogs, y veo que no responden nunca a los comentarios.
Ya no hablo de que sean 70 comentarios por entrada. A veces no responden ni a 4. Nunca. Y sí, puede ser por falta de tiempo, o de ganas. Y está en su derecho, no lo critico ni lo más mínimo. Pero cuando comento algo es porque quiero ejercer algún tipo de interacción. Si lo que quisiera fuese hablar yo sola escribiría en mi diario. Un comentario no contestado para mí es una comunicación unidireccional. Y si sé que voy a hablar sola yo me animo menos a comentar. No lo puedo evitar.

Entonces si el blog me gusta mucho no lo voy a dejar de leer porque el autor no responda a los comentarios. Pero lo leeré en silencio casi siempre. Comentaré muy poco o nada. No por fastidiar, sino porque como dije arriba no hago las cosas obligada. Y en éstos casos no tengo ganas de comentar. No las reprimo, es que directamente, y sintiéndolo mucho, no las tengo.

Y es una pena... Porque creo que de la blosgsfera se pueden sacar relaciones enriquecedoras, hacer amigos y conocer un montón de gente que tiene mucho que aportar. Con éste corte de comunicación es mucho más difícil. (Y si me llevas leyendo un tiempo sabes que me encanta comunicarme).


LOS TEMAS

No estoy ordenando los temas por peso. Es decir, los tema están aquí en cuarto lugar, pero es un tema que es súper importantísimo. Puede que el más importante.

Este punto no va a aportar nada a nadie: en los anteriores expliqué mi reacción a actitudes, sobrecarga de diseño, forma de hablar... Cosas de las que igual alguien que me esté leyendo no se había dado cuenta de que podía no gustar / molestar a alguien, y ahora lo sabe. Y le da igual. (O no).

Aquí simplemente voy a contarte qué temas me gustan en los blogs, por si quieres cotillearme.

Los blogs cuya temática me es más fácil seguir: cosmética y moda (esto tiene que ir junto. La moda por sí sola la sigo muchísimo menos), personal (no completo, con alguna pincelada), debate (ME ENCANTAN), viajes - experiencias, tutoriales - diseño, películas.

Es una gama amplia, no fastidies. Se podría decir que sigo to' lo que se menea si vale la pena.

Temas que ya de por sí me cuestan: Reseñas, moda (solo ropa), cocina, dietas, tags-hauls como base temática, escritos,  educación y maternidad.

No es todo así de estricto: sigo algunos blogs de reseñas, dos de escritos, y uno de educación y maternidad porque las personas que llevan esas webs hacen que leer lo que me tienen que decir me resulte tan ameno que no me cueste lo más mínimo, incluso aunque estén fuera de mis temas de confort.

Hasta sigo un blog, la fabulosa gallina de goma, que no sé ni de qué trata, sinceramente. No lo sé, porque cada entrada que he leído es diferente. Pero si le echas una ojeada entenderás a qué me refiero con ''frescura'' al escribir. (Aunque él tiene una facilidad fuera de lo normal, diría yo).


RITMO DE PUBLICACIÓN

Aquí la verdad es que soy menos exigente siempre que no sea abandono o algo fuera de lo normal. Yo entiendo perfectamente que hay períodos de tu vida en los que no tienes mucho tiempo y el que tienes no te apetece emplearlo en el blog. Lo entiendo y lo he vivido. Si un blog deja de tener actividad 3 meses no me voy a ir, siempre y cuando vuelva, claro.

Otra cosa es que publique por norma una entrada cada 6 meses, porque no me renta.

Pero no pido un mínimo semanal. Es más, todos (pero todos, eh) los casos que conozco de blogueras que tienen su horario y sus publicaciones mínimas han acabado, en cierto punto, agobiadas con su propio proyecto.

Yo lo veo así: publico cuando puedo. No caigo en el abandono, es raro que esté siquiera un mes sin publicar. Este último parón no es la norma, vamos. Pero si hay muchas cosas que hacer y poco tiempo y tiene que haber un parón pues lo hay y punto.

Aquí tengo que confesar que la única razón por la que no caigo en el abandono es porque lo echo de menos. Quiero decir: no me obligo a mí misma 'Venga Nerea, que llevas un mes. publica algo'. Simplemente echo de menos estar aquí, porque realmente me gusta estar, y vuelvo. Y creo que es más efectivo que obligarte. Porque uno se cansa de escribir por obligación. 

Para mí es inconcebible que algo que he creado porque me gusta acabe por agobiarme y arruinarme la experiencia. Y es que de veras lo creo: cuando alguien es muy exigente con el ritmo de publicación y llega a sentirse mal por no haber cubierto el cupo de esa semana está arruinando un poco la experiencia.

Una cosa es organizarse e intentar llevar un calendario, y otra muy distinta es hacer que tu hobbie se convierta en una losa y un esfuerzo. 

Y bueno, si me pongo a pensar igual encuentro más cosas. Pero debería irme a dormir ya, que mañana pintan bastos.

¡Así que estaría genial que para cuando llegue a casa pueda leer tu opinión tranquila! ¿Tú también te fijas en estas cosas? ¿O en qué otras? ¿Qué temas te gustan en los blogs?

Bueno, tú cuéntame y enrróllate como me he enrrollado yo hoy.

¡Un besaco! Y ¡Nos leemos!
26/5/17
Hoy toca cine

Hoy toca cine

26/5/17
¡Hola mikos! ¿Qué tal todo? Os echaba de menos, ¿¿eh?? Estoy aquí de prácticas, a finales... ¡A punto de entregar el proyecto final! (De terminar de hacerlo, vamos). Si hay algo que odio en este mundo son los trabajos. Y si hay otra cosa que odio más son los trabajos que hay que exponer. Pero ese es otro tema.

Hoy quería publicar AL FIN la entrada de cine, movies. Ya tú sabes. Y es que, la verdad, he visto muchas últimamente. Si me pongo a hacer una entrada individual de cada película nueva que he metido en mi checklist me bloqueas... Así que mejor meto unas cuantas todas juntas. Va a tener como un formato parecido a un tag, solo que lo voy a ir inventando yo.

Quiero intentar hacer todo esto sin llenar todo de fotos. Porque sí, ya sé que se ponen fotos habitualmente de la película en cuestión. Pero a mí no me gusta llenarlo todo de carátulas, más aún teniendo una columna central tan amplia. Igual pongo alguna fotillo. Entonces ¡Vamos!

ME GUSTÓ. HASTA QUE...

Interstellar.
Lo tengo clarísimo. Es que Nolan y yo somos incompatibles. No hay nada que haya visto suyo, pero NADA, con lo que no haya pensado: ¿Pero esto qué es?
La película en sí iba muy bien. Rollo drama familiar, salvar el mundo, crisis, fin... Pero claro, llegan esos rollos de cortar espacio-tiempo que a mí me tocan las narices.
La escena de los libros (quien vio la película me entenderá) no me gustó nada. Es que es buscarle los tres pies al gato. ¡Con la de finales que podía tener y termina en plan futurama...!

En fin, para gustos colores eh, pero a mí no me gustó.


CLÁSICA PERO DISTINTA

Es una historia sobre el viejo cuento de La bella y la bestia. La película se creó en 2016, su director es Christophe Gans y los actores principales son Vincent Cassel (como la bestia) y Léa Seydoux (como la bella).  Lo básico sigue intacto: una bestia que se enamora de una bella blablabla.

Pero lo enfocan de manera diferente a Disney... Y no sé. Tengo sentimientos encontrados.
Por un lado La bella y la bestia que hizo Disney hace nada me encantó. Por Emma Watson, la animación... ¡Es que es todo igual a la película de dibujos que veía de niña! ¡¡¡¡Hasta las canciones!!!!
Pero ésta es más oscura... A ver, en situación. Que es La bella y la bestia. ''Oscura''. Pero bueno, un poco más sí que es. Y el castillo de ésta bestia (Vincent Cassel) me flipa. Las dos están genial.



DE LA VIEJA ESCUELA

¿De qué año era? ¿De 1996, o algo así? Yo creo que sí.
Halloweentown. Todas. Me las he visto todas. Y seguidas.
Cuenta la historia de una niña que descubre que es bruja y que hay un mundo mágico que ella no conocía.
No es que sean una pedazo de obra con una gran historia (que tampoco está mal) ni nada de eso. Pero no sé, la vi por ahí y me recordó a mi infancia... ¿Alguien más recuerda el día de Halloween cuando eres niño? ¿Que en DisneyChannel ponían siempre un maratón de pelis de ''miedo''? Pues ésta era una de ellas. Y nunca llegué a terminarlas cuando era pequeña, así que lo hice siendo mayor. Ya por curiosidad, que la empezaba y la dejaba siempre...


NUNCA LA TERMINO

Silent Hill. Esta va de una niña que tiene, no recuerdo bien, como un aura extraña a su alrededor. Y tiene pesadillas constantemente. Pues sueña con una ciudad llamada Silent Hill y allí van ella y su madre.

No soy fan del género de terror/miedo, porque como me asusto con facilidad pues sola no veo ninguna. Pero ésta no me asusta... O sea, no dejé de verla por sustos ni nada. Es que no le veo sentido.
Vamos, mientras la estoy viendo estoy todo el rato en plan WTF. Y seguro que si la termino le encuentro algún sentido. Pero me aburro antes y la dejo.


SEGUNDAS PARTES NUNCA SON BUENAS

¿Habéis visto/leído El corredor de laberinto? Cuenta la historia de unos niños que están atrapados en un recinto y no recuerdan nada de sus vidas. Son todo chicos. Y no saben porqué están allí.
Me gustó mucho, me pareció original y divertida. Y bueno, aún me lo parece. De hecho la aconsejo, pasas un buen rato viéndola.

Pero la segunda parte, que debido a lo mucho que me gustó la primera fui a verla el día mismo del estreno, me decepcionó MUCHÍSIMO. Pero muchísimo.
Es larguísima, y recuerdo que llegó un punto en el que solo estaba deseando que terminara para irme a mi casa.

Lo que no me gustó fue básicamente el gran giro que dio la historia. Porque una cosa es cierta: sorprende. Bueno, a mí me sorprendió. Igual es que yo soy una básica.
Pero igual prefería una historia más predecible que me gustase más... No sé...


DE ANIMACIÓN QUE ME HAN GUSTADO

Aquí empatan dos. Y una de ellas conseguí que la viera Omar, que no le suelen gustar, pero aún así esta le gustó.

Bueno, una es de animación y otra es de animación pero está hecha como con muñequitos de plastilina, que es un tipo de peli que a mí me encanta.
Venga va, digo los títulos: Inside Out y Los mundos de Coraline.

Inside Out es más conocida creo, y tiene como protagonista a una niña llamada Riley y a sus emociones: alegría, asco, ira, tristeza y miedo. Y vas viendo cómo es la vida de la niña y los sentimientos, que también son personajes con su propia historia. Alegría y tristeza se embarcan en una aventura y cosas así.
Es un poco difícil de resumir, pero me gustó mucho. Tiene detalles graciosos además y es muy amena.

La segunda es más dark fantasy, Los mundos de Coraline. Nos cuenta la historia de Coraline, una jovencita que descubre en su nueva casa una puerta secreta y decide abrirla. Al hacerlo, descubre una segunda versión de su vida, una vida paralela a la que ella tiene.


La verdad es que si tengo que elegir, elijo la segunda, pero recomiendo las dos. 
Todo ésto teniendo en cuenta el tipo de cine que es: a una persona que no le gusten las pelis de animación y ciencia ficción - fantasía no le va a gustar. Pero a mí el género fantástico es el que más me gusta (creo que se nota) y me encantaron.


En cuanto a la entrada, ésto es todo por hoy. ¡Un besico y nos leemos pronto! Si te ha gustado el post no olvides seguir el blog y seguirme en mis redes sociales, que están al final del blog. (Sobretodo en Twitter, que es la que más uso).
Estos días voy a intentar pasarme por los blogs que he dejado abandonados. Que de todos modos ya termino en un par de semanas el curso y podré retomar un ritmo más normal. Y hablando de blogs que sigo...


AVISO NAVEGANTES

Necesito ayuda con esto: me estoy quedando poquito a poco sin blogs que me gusten para leer. O bien porque los abandonan, o los cierran temporalmente... Me da la impresión, bueno, no, no es una impresión: la comunidad que conocí cuando empecé en blogger está mermando. Sé que es totalmente normal, pues son pocos los blogs que no cierran al cabo de un año o dos.  Pero eso no quita que yo quiera tener más blogs chulis que leer.

Así que porfaplis, si conoces algún blog de los siguientes temas: libros, moda-reseñas, personal y tal que esté guay, que sea original, pásamelo por correo a través del formulario de contacto (que además sabes que me encanta que lo utilices). No me dejes links en los comentarios, por favor, por tema SEO.

¡Gracias! ¡Mua, mua!

#TUTORIAL


Aprende a hacer recuadros para destacar textos.

¡ME APUNTO!