Cargador

¿Vale la pena pasarse a WordPress?

Aquí estamos. De nuevo ante la tesitura de si WordPress es más profesional que Blogger. Que si Squarespace es más limitado. Es que los plugins…

Vamos a partir de la base de que no creo que exista una plataforma mejor que otra. De hecho me encanta la diversidad y ver cómo una persona puede aprovechar tan bien las oportunidades que le ofrecen las distintas opciones que existen para alojar nuestra web/blog.

Yo aquí me voy a centrar en contaros mi experiencia en las dos plataformas en las que he estado: Blogger y WordPress. Y cómo he llevado la migración y si ha valido la pena para mí, en resumen.

Yo he tenido mi blog alojado en Blogger durante 3-4 años. No estaba especialmente descontenta pero lo cierto es que siempre tuve curiosidad y atracción tanto por WordPress como por sus diseños estilo web.

El detonante se da con el cambio de políticas de privacidad de este año. Aunque yo no tengo newsletter ni tienda online sí tengo formularios. Y con el cambio de políticas no podía mantenerlo. Tenía o bien que eliminarlo o bien adoptar un formulario de Google, con un diseño que, honestamente, no me gustaba.

Antes de pasar a la migración lo hablé con mi diseñadora top, Noelia, para ver si podía instalar un checkbox allí (en Blogger) y adaptar mi formulario a las políticas. Y me dijo que no se podía, que era una limitación de personalización de la plataforma.

Entonces yo ya con esta información me pregunté: Nerea, ¿te pesa mucho pagar un hosting anual? Y me dije: ‘Es asumible’. Y pa’ WordPress que me fui.

En este tipo de escritos la gente se pone bastante pedante a hablar en términos ambiguos: SEO más fácil (POR QUÉ?!?). Mantenimiento constante (EXPLÍCAME). Limitaciones en el diseño (DE QUÉ HABLAS).

Así que me propongo explicar las cosas desde el punto de vista mundano, para que lo pueda entender alguien que no es desarrollador web.

Seo

Eso de que es imposible trabajar el SEO desde Blogger es mentira. Se puede trabajar desde todos lados. Tengo amigas con blogs mejor posicionados en Blogger que yo en WordPress.

Ahora: yo soy una vaga. Me informo de SEO entre 0 y nada. ¿Sabes que a Google le gustan los artículos/post de unas 2.500 palabras? ¿Y que valora el que tengas la palabra clave en el primer párrafo de tu entrada?  

Todo esto es información que puedes encontrar por tu cuenta. Pero si eres una dejada como yo, simplemente no lo haces.

Aquí, en WordPress, he instalado un plugin de SEO que me dice todas estas cosas y me puntua el SEO de cada entrada. Me dice si debo repetir más la palabra clave. Si debería añadir algún subtítulo. Si voy bien de número de palabras escritas…

Lo mismo con la legibilidad. El mismo plugin me puntúa la legibilidad y me dice si me repito, si utilizo mucho la voz pasiva, etc. Puedes editar tu meta description desde el editor de entradas para decidir cómo se verá desde el buscador.

Quieras que no es una facilidad el que una máquina se fije en todo eso por ti.

Diseño

Es posible que muchas/os difieran conmigo, pero mi opinión es clara: Blogger tiene limitaciones en diseño.

¿Quiere decir esto que los blogs alojados en Blogger son más feos que en WordPress? No. Quiere decir que si quieres tener un blog con estética web en lugar de la estética tradicional de entradas a la izquierda y columna a la derecha, te puede dar problemas. 

Mi anterior plantilla me dio ciertos problemas de visualización de vista previa precisamente por tener apariencia web, así que sé de lo que hablo.

Sin ir más lejos, recordemos que llegué al pensamiento de migración porque sus limitaciones de diseño me obligaban a coger un formulario de Google, no me dio la gana y hola siteground qué tal.

Facilidad en la edición de entradas

Ya no hablando de SEO. Pero sí de lo que es la maquetación.

Existen plugins (como Elementor) que te permiten organizar tus post y darles un formato muy bonito tan solo arrastrando aquí y allí.

Yo la verdad no lo uso porque en su momento pensé que ya tenía suficiente con acostumbrarme a los plugins y el mantenimiento. Y prefiero el editor manual por pereza. Pero vamos, que existe y es cierto que te proporciona facilidades.

Y en general, incluso en la edición clásica tenemos más facilidades aquí. En blogger para hacer una caja tenía que recurrir a código. Aquí es darle a un botón que tengo en la edición de entrada. Los conocidos ‘shortcodes’. 

Plugins

Seguro que habéis leído que otorgan flexibilidad y eso. Pero vamos, lo veo ambiguo. Así que vamos a ponernos prácticos. ¿Recuerdas toda la historia del checkbox de arriba? ¿Lo que no podía hacer en blogger sin recurrir a formularios externos?

Pues aquí instalo un plugin y lo tengo.

Cosas que en Blogger son posibles pero requieren de un trabajo curioso, como tener un portfolio o una galería, yo aquí lo consigo instalando un plugin o subiendo y adaptando unas fotos. O añadir botones de compartir de forma sencilla.

Dan bastante juego.

Estadísticas

Esto no es ni bueno ni malo. Solo es otra cosa que he notado. Que a mí me da igual porque soy una impublogger. Que es básicamente una blogger que escribe por impulso y las ganas de compartir y además carece de la seriedad necesaria como para darle mucho peso a las famosas estadísticas.

Me explico. No es que les de peso. Es que tampoco estoy haciendo un seguimiento profesional.

Bueno, lo que quería decir es que puedo analizar las estadísticas de mis entradas sin Google Analytics, solo con un plugin. ¿Es algo muy relevante? Pues no. A mí la verdad es que me da igual mirarlas aquí que allá.

Pero es así, es más cómodo y está todo más junto.

Personalización

Aquí (en WP) instalar una plantilla es facilísimo. Bueno, desde mi punto de vista y experiencia. Coges la plantilla. La subes. La activas. Y empiezas a añadir cositas. Clickclick. Sin código.

Eso sí: tu primera vez, mínimo, procura que tenga manual de instalación. Lo tienen casi todas, así que no creo que tengas problema. Básicamente porque te tienen que explicar qué plugin utilizan para los formularios o lo que sea.

Lo que sí es que aquí no es tan fácil editar las cosas como en Blogger. Me explico: instalar y personalizar es muchísimo más fácil que en Blogger. Y el CSS funciona exactamente igual. Tú no quieres que salga algo y pones ALGO:DISPLAY NONE; y no sale.

Pero si quieres, yo qué sé, pues hacer un cambio más complejo que cambiar unos colores. No sé, cambiar algo en el código, pues aquí es más difícil. Digamos que necesitas más conocimientos de código para hacer grandes cambios.

Y no necesitas saber de nada para cambiar colores, fuentes o cosas básicas.

Precio

Las plantillas de WordPress suelen ser más caras que en Blogger. Mientras que allí una plantilla la hay desde 5 €, y una muy buena desde 30 €, aquí una a precio estándar son 50 €. Bueno, y en Creative Market, buscando WordPress sí que he encontrado plantillas a 25 euritos.

Y como en todo hay gente que se columpia y aún cobra más por menos.

 Como en todas las historias, hay bulos y mitos. De las dos plataformas. Vamos a desmentir unos pocos. 

Si quieres que te tomen en serio tienes que estar en WordPress

Si quieres que te tomen en serio tienes que ser serio. 

Otra cosa es que WordPress te pueda facilitar la creación de tiendas online o de gestión. Pero no te toma nadie más en serio o menos. Por supuesto que es totalmente viable tener un negocio en otra plataforma. ¡O un blog de éxito!

El mantenimiento es horroroso

Este mito es de WordPress.

La verdad es que después de semanas aquí metida tengo que decir que sí. Tienes que tener los plugins al día y la última versión de WordPress instalada. ¡Pero no es esclavo! Cuando algo requiere de actualización te sale un aviso, le das a actualizar, y ¡tachán! se actualiza en dos segundos. 

¿Nunca has jugado a un juego online y tenido que esperar a que se instale el último parche? Pues igual.

Y hasta puedes activar la actualización automática de plugins. Eso sí: a veces los plugins pueden ser incompatibles con el diseño de tu plantilla, es algo de lo que te das cuenta en seguida. ¡Ojo con eso!

Los datos no son tuyos. Pueden desaparecer en cualquier momento

Esta es de Blogger.

Como es una plataforma gratuita, técnicamente, los datos no son completamente tuyos. Vale, eso es cierto. Pero de ahí a decir que desaparecen en cualquier momento ya es vender la moto. Directamente.

No, Blogger no es el triángulo de las Bermudas de la red. Las cosas ahí no desaparecen un día y punto. Es un sitio muy seguro y confiable.

Es más, de poco te sirve confiar tus datos a un hosting y llamarlos ”tuyos” si tu hosting no es de fiar y no los trata bien ni les proporciona la seguridad que necesitan.

Pagas más cuando más te leen

Esto no es del todo un mito, porque cierto es. Pero está exagerado.

Para que un plan base no te funcione tiene que leerte mucha gente. Es decir, pongamos que el hosting más básico te puede salir por unos unos 100 € al año. Y el siguiente plan pongamos unos 200 €. (todo precios aproximados). Pues para pasarte del primero al segundo tienes que tener unas 25.ooo visitas al mes. Esto son más de 800 visitas al día. Y eso en un ejemplo.

En otros sitios totalmente de fiar para contratar tu hosting tendrías que pagar esa cantidad de dinero al año si llegas a las 50.000 visitas al mes. Que son unas 1.600 visitas al día.

No es algo inalcanzable, pero tampoco tan fácil de conseguir como lo pintan.

Consejines

1. Elige un buen hosting. Ahora mismo los más valorados son Siteground, Webempresa y Raiola. Yo estoy en Siteground y estoy contentísima. No habría podido hacer las cosas bien sin su ayuda. Y es importante que valores elegir un sitio en el que sabes que tienes atención 24/7 por chat, teléfono o tickets.

2. Si planeas cambiarte tienes que tener en cuenta que es un gasto anual de mínimo 100 €. 

3. Tanto si eliges uno de los hostings que he puesto arriba como si eliges otro valora que haga copias de seguridad diarias. No semanales, ni cada tres días. Diarias. Porque cualquier cualquier imprevisto que puedas tener será mucho más fácil de solucionar teniendo una copia del día anterior. De la otra forma podrías perder todas las modificaciones hechas esa semana.

4. No instales plugins que no vengan directamente del panel de WordPress o de fuentes de confianza.

5. Es recomendable que no vayas haciendo cambios de hosting. Obviamente es posible realizar los cambios pero es lioso. Así que si puedes elegir con tranquilidad y tomar una decisión de la que no te arrepientas, mejor.

6. Elige un hosting que tenga Cpanel. Lo verás en las especificaciones del servicio a contratar.

Conclusiones

No hay plataforma mejor ni peor. Son distintas. Claro que WP proporciona diferentes herramientas y te da más versatilidad. Pero es que si no necesitas esas herramientas ni versatilidad extra tampoco las vas a echar en falta. Yo he estado todos estos años sin plugin en SEO y no lo he echado en falta. Ahora lo tengo y lo agradezco, sin embargo. Pero hay formas gratuitas, menos intuitivas tal vez, de conseguir el mismo resultado.

Realmente yo te recomiendo que te pases a WordPress si te gusta el diseño estilo web, te puedes permitir ese gasto anual, quieres tener formularios que no entren en conflicto con la nueva ley de protección de datos y no te importa adaptarte a un sistema distinto a Blogger. Que es bastante fácil e intuitivo, creo.

También si quieres alguna herramienta que Blogger no te puede proporcionar.

Por otro lado si no puedes o quieres tener ese gasto anual y tampoco vas a crear un negocio para el que necesites alguna herramienta o tienda online hay diseños en Blogger bonitos y asequibles.

Yo, personalmente y de momento, estoy contenta con el cambio. Me gusta mucho más este editor de entradas, el diseño del blog, formularios de comentarios preciosos y los plugins son muy cómodos. Para mí el gasto ha valido la pena aunque no tenga una tienda online.

¿Tú en qué plataforma estás? ¿Estás contenta/o? ¿Te planteas algún cambio?

No sé andar en bici, y cuando era pequeña me gustaba lamer limones, aunque ya lo he dejado. Soy oficialmente adicta a las pipas con sal, y al chocolate negro y con leche. (Pero detesto el chocolate blanco. Me da arcadas).

12 Comentarios

Buenas tardes Nerea.
Me parecio muy interesante tu articulo aunque tengo una opinión un poco diferente con lo que se puede o no hacer en Blogger, pero en todo lo demás comparto la totalidad de lo que piensas.

Admiro wordpress como CMS, la considero la mejor, así como para foros considero la mejor opción IP board.

En cuanto a Blogger, me parece la mejor plataforma gratuita para tener tu blog e incluso una página web, claro, comparado con las plataformas gratuitas que se dedican a lo mismo. El principal problema de Blogger es que al ser tan accesible prácticamente cualquiera saca diseños de dudosa calidad por un precio no justificado y ni qué decir de las versiones gratuitas, que en su mayoría son de principiantes e incluso contienen código javascript ofuscado y malicioso.

Estas cosas no las vez mucho en WordPress porque el estándar de calidad es más alto debido al nivel que necesitas de conocimientos para poder trabajar en el.

Otro problema de Blogger es la poca información que hay sobre su lenguaje, puesto que aunque no usa php ni mysql como wordpress, esta basado en xml y b:blogger, que es un lenguaje propio de Blogger y que por alguna razón, no esta documentado en ninguna parte de manera oficial, por ello los desarrolladores no comprenden el código e intentan hacer lo que saben adaptado a la plataforma, dando como resultado plantillas o diseños muy pesados no muy bien vistos, mal codeados, con errores y que no aprovechan las funciones de la plataforma.

Por cierto en una parte escribiste “Con la nueva ley de protección de gatos”, no quisiste decir datos? no me malentiendas, yo incluso tengo gatos y al parecer tenemos la misma edad, si es algo adrede me pareció genial. ?

¡Hola Daniel!

Tienes razón en todo eso. Blogger es la mejor plataforma para tener un blog de manera gratuita. O una web. Y la verdad es que conozco casos que han sacado adelante sus negocios desde Blogger,

El hecho de que sea gratuito no quiere decir que sea poco profesional.

En cuanto a las plantillas sí que he visto muchas a la venta desactualizadas y con código malicioso. Supongo que se debe a lo que comentas tú.

Yo la verdad es que estoy bastante contenta en wordpress desde la migración.
He tenido solo un par de problemas con algún plugin pero mi hosting lo ha solucionado en cuestión de minutos. (De ahí la importancia de contratar un buen hosting).

¡Gracias por lo de la errata! No lo había visto.

Un beso!

Hola Nere,

vengo a molestar, jojojo.

Los formularios de Blogger son de Blogger, y son SUS políticas de privacidad. No hace falta Check-box. Otra cosa es que tu cojas esos datos de la gente, osea el email y el nombre, y los metas en tu lista de suscripción. Entonces estás recopilando tú los datos. Pero si no los recopilas no hace falta check box.

Por otro lado coincido en la mayoría de lo que comentas excepto en el diseño. Como sabes, mi web tiene un diseño novedoso y pronto habrá novedades interesantes en Blogger. Además sacaré plantillas muy bonitas, tú has visto alguna, y estoy convencida de que en esa parte no habrá qué decir. Por que como tú dices, editar plantillas en WordPress es inaccesible para cualquiera que no sepa php, css y html.

En fin, por el resto, estoy contenta con Blogger, estoy muy bien posicionada, y sigo subiendo en visitas.

AAh, por cierto, yo recomendaría hacer copias de seguridad del blog , del contenido, tanto en Blogger, como en WordPress, porque al final todo lo que está en Internet es de Internet, no es nuestro. Que no os engañen…

En fin, cabezota, que te cunda WordPress. Meh

ajajajaja
mua

¡Ti sempre!

¡Ome, xa! Ya sé que si las meto en mi lista de suscripción es otro tema.

En realidad hablaba de formularios de contacto externos a Blogger y Google. Esos sí necesitan el checkbox. Y si bien seguro que hay una forma de añadirlo, que puede que exista, me han dicho que es bastante compleja. Con lo cual, limita a muchas personas. A todas las que no programan, vaya.

O tienen la opción que hablaba con Dani de Zkreations y añadir un formulario de Google. Pero sabes que me parecen feos.

En general tanta vuelta para algo que aquí es tan sencillo, no me gusta. Es una de las cosas que por ejemplo tiene peso en mí, pero no en ti. La balanza personal de la que hablaba

Lo del posicionamiento ya dije que es una tontería. No te posicionas mejor en uno que en otro.

WP tendrá muchos plugins, que si eres una dejada o haces copypaste tampoco te vas a posicionar.

¿Me estás llamando cabezota TÚ? Pregunto.

¡Un biquiño!

Hola Nerea, hace ya un rato que no te leía y me llevo la sorpresilla de verte en WP, me alegra que te sientas a gusto, eso es lo más importante en el blogging, que lo que hagas y cómo te de satisfacción y sobre todo, tranquilidad.

´Sólo me permito interceder en un punto: es un mito que no se pueda personalizar un formulario de Google Forms (adecuado con la RGPD), claro que hay que tener nociones del Inspector de Google y de creación de formularios HTML para hacerlo totalmente a gusto. Pero posible es, un ejemplo está en mis propios formularios. Y para el de comentarios he optado por restringirlo a usuarios de Google, mismos que ya han aceptado previamente la gestión de sus datos por este proveedor quien es el que a final gestiona y almacena sus datos personales.

En fin, repito que me alegra ver que estás más activa y ante todo satisfecha.

¡Hola Cyball! ¡Cuánto tiempo!

Veamos. Yo la verdad es que lo de adaptar los formularios con el checbox ya lo pregunté. Y me dijeron o bien que no se podía o que si se hacía era muy difícil. Y la verdad, estar en una plataforma en la que hay limitaciones al nivel de que para seguir con mi diseño y cumpliendo la ley tengo que acudir a un programador, no me gusta.

Aquí los cambios los he podido hacer yo con un poco de guía.

Tú valoras esto y decides que es algo que no te afecta porque te las apañas sola. Te dedicas a esto, totalmente normal.

Pero yo no me dedico a eso y diría que cada mes que pasa dejo más de lado el código. Me estoy centrando en otras cosas. Y me ha aparecido esta limitación. Y la verdad es que un poco frustrante fue, jajajaja.

Y restringir comentarios a solo gente que esté loggeada en Google no me gusta mucho. Es una opción, pero no sé.

Sí… de momento estoy contenta. Veamos qué sigue. Me alegra que tú también lo estés.

¡Un bico!

Yo reconozco que siempre he sido totalmente del “team Blogger” pero sinceramente, ha sido porque es lo que me han enseñado y lo que siempre he conocido.

Es un gustazo leer una entrada sobre este tema un poco más alejada de los tópicos de quien conoce el tema y en cambio, más cercana para quienes no tenemos muchos conocimientos sobre esto.

Muchas gracias por el post y un abrazo! ?

Ya, a ver. Yo me inicié en Blogger. Es más; si esa plataforma no hubiese existido seguramente no me habría planteado crear un blog, en aquella época. Le tengo mucho cariño.

Es todo cuestión de gustos. Ambas plataformas tienen sus cosas. Y hay cosas que yo echo en falta en Blogger que otra persona no, e viceversa.

Por eso no es tan sencillo como decir ESTE ES MEJOR. Porque si a ti el SEO te da igual y solo quieres escribir de patronaje, pues tampoco ves una carencia en no tener plugins. Es un ejemplo tonto, vaya, pero vengo a querer decir eso.

¡Mua mua!

¡Me ha encantado el post Nerea! Sabes que yo soy más “team blogger” que WordPress, pero en todos estos años me he planteado muchas veces “pasarme al lado oscuro” así que me ha encantado conocer tu experiencia y los cambios que has visto entre una y otra plataforma.

También te confieso, que después de leer tu post, todavía me reafirmo más en que para mí concretamente le veo más puntos fuertes a blogger que a wordpress jajaja

Estoy completamente de acuerdo en cómo has diferenciado cada uno de los puntos. De hecho, algunos de los factores que más me gustan a mi son el tema de diseño (te permite tocar cosas, pero sin pasarte demasiado para no liarla) y a nivel de SEO es cierto que no hay ninguna guía y algunas cosillas no están 100% optimizadas, (por ejemplo URLs y tal) pero permite tocar desde cosas básicas como metatítulos y metadescripciones hasta cosillas más avanzadas como robot.txt (trabajo en estos temas, así que este punto para mi es un pro jajaja) ?

Por otro lado, de los mitos, buff, anda que no los he escuchado veces, desde que uno posiciona mejor que otro, que no es tuyo, que puede caerse… y en el fondo creo que ambos son igual de buenos o malos. Simplemente son diferentes, con unos puntos fuertes y otros débiles que hacen que a unos les gusten más que a otros.

¡Un abrazo enorme Nerea! ?

¡Hola, Vane!

Efectivamente. Son distintos. Y vaya, es que si nos ponemos con es que no es tuyo porque si Blogger cae…
Ya. Y si cae SiteGround mi blog también se va de paseo, no te fastidia.

Esto es Internet. Y vaya, en la vida en general el riesgo está garantizado.

Al final tomar la decisión es hacer una balanza muy personal en cada uno. Un besico

Ay, me alegro tanto de que hayas quedado feliz con el cambio ❤️ Yo todavía no siento que haya amortizado la última compra que hice para el blog así que intentaré aguantar, a ver si con el tiempo salen las dichosas checkbox y ya no me tengo que pegar el trabajazo de migrar (perezote).

Y gracias por echar abajo todos esos mitos, son cosas sobre las que poca gente opina.

¡Un besazo!

¡Hola, Nuna!

Sí, migrar es un perezote máximo. Eso es innegable. La verdad es que pensándolo bien yo creo que si tuviese que hacerlo de nuevo, habría eliminado el blog, directamente, y empezado uno nuevo.

Os redirecciono y ola k ase.

Si total creo que empezar de cero tiene su encanto.

Y actualizándote: de momento sigo encantada con el cambio.

Madre mía, llevo tanto tiempo sin escribir que ahora hasta me cuesta. Un biquiño!

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.