23/2/17
Cuando hay que buscar pisos y esquivar estafas

Cuando hay que buscar pisos y esquivar estafas

23/2/17
¡Hola mikooos! Cuantísimo tiempo, BUF.
¿Sabes qué? Hace unos meses que Omar y yo empezamos a poner en práctica los planes que teníamos de irnos a vivir juntos y mudarnos finalmente.

Ya teníamos ganas de dar el paso, una  estabilidad, y solo faltaba una cosa: el piso. Bastante importante, la verdad.

Empezamos a buscar, con calma, mirando un poco cada día. Necesitábamos que cumpliese unos requisitos básicos:

  1. Que admitiesen a Silver, ante todo, porque si no aceptaban al gato el piso quedaba descartado. (Bueno, y a la tortuga, con la que nadie puso problema).
  2. Que no fuese muy caro.
  3. Que no estuviese muy lejos del centro porque tenemos que coger buses continuamente. (El carnet de conducir está en proceso, sí, aún, jajaja).

Bien, pues teniendo esto claro, empiezo desde el principio. 
El primer piso que asomó por el horizonte vino de la mano de una amiga mía: el novio de su madre ponía uno en alquiler y ¡bingo! cumplía todos los requisitos. 

¿El problema? Que la inquilina todavía ocupaba el piso y tras su marcha se iban a realizar reformas en el mismo, por lo que nos tocaba esperar unos meses. 

En un principio no tuvimos problema: no nos urgía tanto irnos como para buscar algo tan inmediato. La cosa se fue liando más adelante, porque la inquilina al final dijo que se iba más tarde, y al final, en diciembre, dijo que oye, que se quedaba también todo el mes de enero, y que era posible que el resto del año.

Cuando me lo dijo mi amiga yo me quedé como ¡¿QUÉ?! 
Claro, es que yo ya me había hecho ilusiones. No habíamos buscado nada y al final igual la cosa quedaba en nada. 

Era posible que a finales de enero al fina la chica se fuese realmente y pudiésemos ocupar el piso. Pero tanto él como yo (especialmente yo) teníamos prisa por irnos de casa y decidimos ir buscando piso mientras tanto. Y si salía algo bueno, pues cogerlo. 

Ahí ya empezó el circo, el espectáculo. 

Voy a contar así resumidamente éste paso: buscamos por internet, en aplicaciones, y en inmobiliarias físicas cualquier piso que encajase con la descripción de arriba.

Además, el piso no podía ser deprimente y sombrío, porque... bueno, porque puestos a irnos que no fuese deprimente, ¿no? 

Para mí el alma de un piso está en su cocina. La cocina de un piso puede decirme si voy a ser capaz de sentirme allí como en casa. Quiero decir... Voy a desayunar tres veces allí, lo suyo es estar cómoda.

Entonces encontramos un piso que nos gustó. Tenía solo la cocina y el baño amueblada, con todos los electrodomésticos, y parte del salón y las habitaciones. Había que comprar cosas, pero era asumible. Concertamos una visita para uno o dos días después... y esperamos.

Recuerdo que era lunes y tenía clase práctica, algo que me aburre profundamente. Pero ese día estaba animada porque íbamos a ver el piso esa tarde.

Así que llega la media mañana y a eso de las 12 me llaman de la inmobiliaria preguntando por la visita que tenía concertada para ese mismo día.

Yo me imaginé que sería para confirmarla.

Pero no.

Resulta que esa mañana unas personas habían reservado el piso. Por si no sabes cómo va eso te lo explico: cuando reservas un piso con una inmobiliaria tienen la obligación de cerrar las visitas hasta que se llegue a un acuerdo y se llegue a firmar contrato.

Si la cosa queda en nada y no se firma contrato, lo abren al público otra vez. Y si la cosa va para adelante y se firma, los que estábamos a la cola nos comemos dos plastas.

Y a nosotros ese día nos tocó comer plastas. :/

Así que nada, otro piso a la basura.

Continúa la búsqueda y encontramos una inmobiliaria, cuyo nombre prefiero no mencionar, que tenía pisos increíbles.

Eran pisos muy chulos, bien cuidados, reformados algunos, no muy lejos... ¡y baratos! (Considerando barato lo que hay hoy en día en alquileres).

Vimos varios que nos llamaron la atención y llamé esa misma tarde. Pregunté varias cosas, (si admitían gatos, cuándo podría ser la visita...) Y en todas mis preguntas la señora esa que me atendió (por no llamarle otra cosa) me respondió con muy malos modos. Cosas como:

Pues hombre, si no lo pone en el anuncio será que se admiten mascotas, ¿no?
Tú verás. Si tenéis tantas ganas de verlo yo me daría prisa, qué quieres que te diga...
Y demás cosas que no venían a cuento. Yo tengo bastante mal humor, pero me frena muchas veces la educación, como en éste caso. No le dije nada, corté la llamada y punto... Pero a mí ya me dieron mala impresión, no quería alquilar nada en esa mierda.

Omar señaló que a pesar de su falta de educación tenían la mejor oferta, así que seguimos pa' alante. 
Concertamos una visita para el lunes. (SÍ, TAMBIÉN).

Fue solo Omar porque yo tenía clase. Quedaron en la inmobiliaria (cosa rara, porque se suele quedar en el piso que se va a ver) y cuando llegó allí le atendió una chica, le preguntó qué piso iba a ver y si le daba el número de referencia. Omar le dio el número, que sería, pues qué sé yo, por poner un ejemplo: 56432.

Vale, pues la chica, sin mirar nada ni preguntar a nadie eh, de cabecita, dijo rápidamente que ese piso ya estaba alquilado.

A Omar le dio mala espina, pues habíamos concertado visita el viernes por la tarde para el lunes y no nos habían dicho que se cancelara nada. Además de que nadie se sabe de memoria los números de referencia de 30 pisos y que anteriormente ya nos habían mentido con algo tan sencillo como el horario.

Al final descartamos. ¡Y menos mal! Porque cuando hablamos con nuestros amigos muchos de ellos conocían ya la inmobiliaria y habían tenido problemas con ellos. Muchas personas nos dijeron que eran unos estafadores que te cobraban por enseñarte el piso y el piso que visitabas no era el de las fotos.

Sea como sea, nunca pagues por ver un piso. Esos gastos los debe asumir el propietario y la inmobiliaria.

La búsqueda descartando esa inmobiliaria fue dura, pues si te digo que de todo lo que veíamos en internet la mitad era de ellos no te estoy mintiendo.

Estuvimos mirando dos meses y la verdad es que había poca cosa: o estaban lejos, o muy caros, o no admitían animales. Además, ni siquiera se añadían muchos pisos a la lista. Nos cansamos de ver siempre lo mismo anunciado.

Ya al final de la búsqueda encontramos un piso de la primera inmobiliaria: la que nos canceló la visita porque el piso estaba reservado.

El piso estaba un poco lejos, pero el resto de requisitos los cumplía. El problema esta vez era el gato. La dueña había dicho que prefería evitar que hubiese animales en la casa porque los anteriores inquilinos le fastidiaron cortinas y sofás, y además le metieron los gatos sin avisar.

Ese piso llegamos a visitarlo (luchando, porque nos anularon una visita por no localizar a las inquilinas y tuvimos que volver a ponernos en contacto) y la visita duró como una hora. No es lo normal, suelen ser muy breves, pero quien me conoce sabe que soy muy preguntona, no se me acaban ni las preguntas ni los temas de conversación.

Esa tarde misma fueron a visitarlo mínimo (de lo que yo sé) dos parejas. De hecho cuando fuimos aún nos encontramos con una pareja que estaba terminando su visita.

Yo ya me lo imaginaba: el piso estaba en muy buen estado, era asequible, no estaba muy alejado... Así que tal y como está el mercado suponía que estaría muy solicitado y tal.

Por eso, y porque llevábamos dos meses buscando sin encontrar prácticamente nada, ¡¡¡decidimos lanzarnos!!!

Recuerdo que al día siguiente, que no tenía clase, me puse el despertador para llamar a la inmobiliaria y reservar el piso antes de que lo hiciese cualquier otra persona. Estaba ya paranoica conque me robaran pisos, jajaja.

Nos dejaron traer a Silver y a Denna, pintar el piso y a mediados de febrero, después de muchas horas pintando y cargando cosas, ya nos pudimos mudar aquí. :D

Estoy súper súper contenta. Lo único que empaña un poco mi felicidad es la cantidad de buses (20) que tengo que coger a la semana, pero vale la pena.

Espero que saber mi experiencia te sirva de algo: para no desanimarte si estás teniendo los mismos problemas que tuve yo para encontrar piso o simplemente para flipar por colores.

Un besaco, y ¡nos leemos pronto!

PD: Os echo a todos mucho de menos. Sé que estoy poco por aquí y es porque literalmente no puedo: clases por las mañanas, carnet de conducir, clase por las tardes, preparar una prueba de acceso y trabajo.

Pero tenéis que ser comprensivos conmigo, no tengo tiempo. Bueno, sí tengo tiempo, pero necesito repartirle menos al blog. Yo lo paso igual de mal que vosotros :P
3/1/17
Planning diario

Planning diario

3/1/17
¡Hola! La entrada de hoy no va a tener mucho texto, simplemente tenía (y tengo) un mal día y cuando tengo malos días me gusta crear cosas. Crear cosas no es lo único que me gusta hacer cuando tengo un mal día: también me gusta mandar a todo el mundo a pastar, hatear todo lo que existe, matar alimañas en el wow, etc. 

Pero hoy me dio por crear. Así que empecé a dibujar un panda e hice un planning diario. Está hecho en tamaño A4.




A mí la verdad es que me ha gustado bastante el resultado. Estoy haciendo más cositas pero ya las publicaré más adelante.

¡Por cierto! Si quieres saber cuántas personas han hecho click en tu enlace solo tienes que acortar tu enlace en alguna página que acorte enlaces y te aporte estadísticas (yo uso Bitly) y ahí te aparecen cuántos clicks se han dado.

Ésto también se aplica a los enlaces de descarga que acortes, por si te interesa saber cuántas personas han hecho click en tu enlace de descarga.

Yo soy un poco dejada, pero es una información muy interesante y que está al alcance de cualquiera, así que ¿por qué no aprovecharla?

¡Y ya está! Si te ha gustado déjamelo en los comentarios y compártelo en tus redes sociales, que así me vas a animar mucho el día. ;)

¡Mua!
31/12/16
¡Sois geniales! (Y Feliz Año)

¡Sois geniales! (Y Feliz Año)

31/12/16
Yo creo que ya era hora de dar un lavado de cara, (sí, es posible que yo sea la única que lo crea, lo sé. Vosotros estáis hartos.) así que dije, ¡pues pa' fin de año! ¡Con los descuentos estacionales! ¡Sí, señor!

Soy muy inquieta y la verdad es que es mucho más rápido comprar una plantilla que hacerla. Llevo meses preparando una plantilla para regalar aquí en el blog , ¡y no la he terminado! Iba a ser sorpresa, pero qué más da, para cuando la saque te habrás olvidado de todo esto. :P

El caso, que no tengo tiempo ninguno y he dejado mis pasitos en diseño de plantillas a un lado. 

He de decir que aunque es más fácil comprar que hacer, no me vale cualquiera. Ni de lejos. Miré muchísimas tiendas online antes de decidirme, pero encuentro 'peros' con mucha facilidad. Ésta me pareció la más adecuada para mí. 

He de decir que no hay plantilla con la que estuviera más cómoda que con la anterior que tuve. Y sigue siendo así. Pero comprendo que es mi opinión aislada porque algunos de mis adorados mikos me han dicho que era demasiado visual. Lo sé, lo entiendo. A veces hay que ceder. ¡Pues aquí hay más letras!

Estoy muy contenta de cerrar otro año con el blog. Ya es un año y algo (no me vais a ver aquí con fechas exactas, no he cambiado tanto). A algunos de vosotros os parece poco en comparación con lo que lleváis escribiendo, pero a mí me hace ilusión. 

Y me hace ilusión no porque crea que es un logro llevar todo éste tiempo, ya que la mayoría de blogs cierran antes de cumplir el año. ¡Que va! Igual me matas, pero no me ha costado nada llegar hasta aquí. Eso es lo que me hace ilusión. A mí se me ha pasado volando. Nunca me he sentido obligada, ni estresada, ni nada de nada. Cada cosa que hago aquí me sale de dentro y disfruto mucho haciéndola. 

Bueno, menos algunos posts de debates en los que me tengo que contener deliberadamente y ser políticamente correcta. Ahí sufro un poco. Pero ya entiendes el mensaje.

No sé si lo habrás notado, pero me encanta hablar. Soy muy fan de hablar. Conozco a varias personas que afirman que soy la persona más habladora que han conocido nunca. ¡Y eso que me llevo! 

Ha sido genial haber conocido a tanta gente durante éste tiempo, de distintos lugares de España, distintos países, distintos continentes...  Y haber debatido con cada uno de vosotros. Porque... bueno, me encanta debatir. Debatir y hablar. Mis dos grandes pasiones.

Me maravilla que algunos de vosotros estáis aquí desde prácticamente mis inicios (cortos inicios) y aquí seguís (tanto bloggers como lectores). Y bienvenido/a seas si eres nuevo/a aquí. ¡Ojalá te quieras quedar!

Por otro lado me entristezco por las personas que han dejado éstos lares por estrés, porque lo veían como una obligación, por bloqueos... 

Pero ésto es así, y al final uno se queda con el que sigue ahí. Espero que sigamos todos mucho tiempo. Hasta que nos corten la luz o algo así. 

Ea, ya está. Después de un año y muchos meses tengo una entrada ñoña por la comunidad blogger y disfrutadla, que no son habituales ni van a empezar a serlo. 

Espero que esos bloggers que estáis descansando volváis pronto con fuerza y no me dejéis aquí tirada leyendo reseñas de Kiera Cass. (Con humor, eh. Es que hubo una época que estaba hasta en la sopa). 


¡Feliz Año Nuevo! Y , para los jugadores de Smite, ¡¡Feliz Season 4!!
18/12/16
Mis manías con la tecnología

Mis manías con la tecnología

18/12/16
¡Hola mikooooooooooooooos! ¿Qué tal? ¡¡¡Cuánto tiempo!!! Lo cierto es que echaba de menos estar por aquí, pero no tenía mucho tiempo. Estaba con exámenes, el proyecto del curso, carnet de conducir clases de dibujo... Y el poco tiempo libre que tenía no lo dedicaba a escribir.

Bueno, en realidad sigo estando con todo eso, pero ya no estoy en época de exámenes, 'segunda evaluación' y todo eso. Así que ya estoy más relajadita y así estaré hasta la próxima maldita tanda de exámenes.

Acabo de preguntar por Twitter si soy la única blogger (de la plataforma blogger) que está teniendo problemas con la actualización... Como que me da error continuamente... En fin.

Hoy voy a hablar de esas manías electrónicas que creo que tenemos un poco todos, esas cosas que hago con aparatos electrónicos o que, al contrario, no me gusta hacer, jeje.

1. Le pongo pegatinas a la cam del ordenador. Esto lo hago desde que tengo ordenador o acceso a él, vaya. Desde los 12 años, posiblemente. A ver, podría contar aquí una historia maravillosa sobre cómo todos los adultos que conocía me dijeron que fuese precavida con eso de que entren en tu ordenador y te espíen por la cam. Podría.

De hecho han venido policías a mi instituto dando éstos consejos, pero ya por aquel entonces lo hacía.

Lo hago por ése capítulo de Mentes Criminales en el que un tío vigila a las familias por la cam haciéndose pasar por informático. Pues les metía un virus o algo así, los vigilaba y los mataba. Yo como soy muy miedosa no tardé en poner corazoncitos a mi web cam, je.

2. Todo apagado, por favooooor. 
Lo he puesto en alguna entrada perdida de mi ordenador. En mi edificio ha habido varios incendios en los que ha habido que evacuar el edificio, etc. Todos esos incendios por despistes: dejar la sartén al fuego, dejar los ordenadores sobrecalentados encima de la cama...

Así que yo cogí la manía de no dejar las cosas encendidas cuando me voy a dormir. Algo que creo que hace todo el mundo, casi. Pero mi novio no.

Cuando quiere dejar algo descargando o instalándose lo deja encendido: el ordenador, la play... Y eso que su ordenador es de sobremesa, con esos ventiladores es complicado que se sobrecaliente, pero no me gusta. Me siento más cómoda con esas cosas apagadas.

3. Me gusta hacer el avión. De 24h que tiene el día, creo que me paso 12h con el móvil en avión. Ya ves, 20 años (estuve de cumple el 8 de diciembre, maravillosos regalos, wiiiii) y me dan alergia las redes sociales y el whatsapp.

A mí me gusta estar a mi rollo, no sé si me explico. Veo las cosas así: la gente me controla por facebook, por instagram, etc. Entran para saber qué hago, qué como, con quién estoy, dónde... Y yo pues pienso, ¿y a ti qué narices te importa?

¡Que es que además te agrega gente sin sentido! En el facebook del blog me agregan bloggers, pero eso está bien, para eso está.

Hablo de los facebook personales. ¿Nunca te ha agregado una persona a la que conociste un día por medio de unos amigos pero con el que tienes -1000 de trato? No sé, ¿soy la única a la que le molesta que un desconocido vea que ayer estuve en el museo y fui a comer arroz? Pues me molesta, no me gusta que me controlen, así, en general.

Lo mismo con whatsapp. ¿Qué es eso del tick azul? Bah. Ya te contestaré cuando pueda. Si quiero. Punto. Faltaría más.

4. No me gusta compartir. Aquí no lo dije creo, pero planeo mudarme con Omar en unos 3 o 4 meses. Así que no ha faltado la conversación de: ''Podríamos comprar un ordenador de sobremesa a medias y compartirlo''.

No.

Mis cosas son mías. No me gusta tener mis diseños del blog donde el tiene sus partidas de los Sims. Cualquier despiste y puede cargarse algo que yo necesitaba. O al revés, que yo soy muy despistada.

5. Rammstein por la mañana. Omar se despierta todas las mañanas con un pianista que nos gusta mucho a los dos: Ludovico Einaudi. Algo así, suavecito.

¡Yo con eso no me despierto en la vida! Yo me tengo que poner algo fuerte-fuerte o no despierto, lo que a Omar le fastidia un montón. Lo considera ruido a ésas horas de la mañana.

6. Necesito fundas y protectores de cristal. En cuanto compro o me regalan algo (un e-book, una tablet, un teléfono...) voy corriendo a ponerle un protector de cristal y una funda. Y si es domingo y no puedo hasta el lunes lo dejo metido en la caja.

Yo no sé cómo la gente puede tener los móviles sin funda ni protector (que es muchísima gente). Yo es que no puedo.

Creo que tiene que ver con lo torpe que soy...

Hace unos días se me fastidió el móvil y dejó de cargarme, así que pillé otro móvil el viernes. Un huawei p9 plus, que ya contaré cómo funciona. Dicen que tiene una de las mejores cámaras del mercado, así que ya no tengo excusa para no sacar fotos nunca, jaja. (Es la primera vez que invierto algo en un móvil y no sé si realmente valdrá la pena). 

Bueno, pues a la hora de coger el móvil ya tenía funda. Y al día siguiente, protector de cristal. ¡Que no se diga!

Bueno, y ésto es todo mikos. ¡Nos leemos!



¿Tú tienes alguna de éstas manías, u otras diferentes? 
¡Déjamelo en los comentarios!
1/11/16
No es para tanto...

No es para tanto...

1/11/16
No paro de veer, leer, escuchar y a veces hasta soñar con el machismo, hombres posesivos y maltrato de género. No te haces una idea, pero de veras que no, de las amigas que tengo (y de las que he tenido) que aguantaban cosas que yo... de veras que no comprendo. ¿Se está volviendo el mundo loco?

No sé muy bien cómo abordar el tema sin meter la pata, ya sabemos que hoy en día la gente se puede ofender por cómo pelas una zanahoria, pero quiero abordarlo, empieza a quemarme.

Tengo muchas cosas en la cabeza ahora mismo, así que pido disculpas de antemano si me hago un lío.

¿Se puede saber porqué hay tantas mujeres jóvenes que creen que los celos son la representación del amor? ¿Y porqué ven normal que si discuten con su novio éste las llame putas? ¡¡Pero tantas!! Y ya no solo mujeres, en algunos casos hombres también.


Muchas veces ésto va de la manito con el machismo, cada vez hay más pensamiento machista entre la gente joven. 
Que aunque el machismo no es el tema en el que me quiero centrar hoy, tiene cierta cabida en éste tema. ¿Por qué? Porque sí, hay mujeres celosas y mujeres paranoicas. Y seguro que muchas.

Pero la mayor parte de casos que conozco se tratan de hombres posesivos y mujeres que creen que son hombres muy enamorados. Así que no llevan faldas, no tienen amigos varones...
27/10/16
Especial Halloween

Especial Halloween

27/10/16
¡Hola mikooooo! ¿Qué tal estás? Yo estoy ilusionadísima del todo porque ¡¡ya es halloween!!
De hecho, ¡éste fin de semana tengo una fiesta de disfraces!
Mucha gente dice que no celebra esa fiesta porque es americana y etc. Pero Papá Noel tampoco es nacional y todo el mundo lo quiere.

A mí me encanta el Halloween. Yo de pequeña sí que iba disfrazada con una calabaza hueca de cestita para coger caramelos, tallaba calabazas para concursos de clase, hacía postales... Y la verdad es que me encantaría que se celebrase igual que en EE.UU: con casas decoradas, calabazas en las escaleras y ventanas... ¡De todo!
Yo no sé porqué me gusta tanto ésta fiesta, no me pasa con las Navidades, Carnavales y demás. Solo con ésta, y no sé porqué.

El año pasado dije que haría un especial Halloween pero me lié con muchas cosas y no pude hacerlo. ¡Este año sí! Y me he esforzado mucho. Hasta me he tomado la molestia de poner cabecera para la ocasión. *.*

Nos hemos puesto de acuerdo Brigitte del blog CybalRuiz y yo para hacer algo por las fechas. ¡Me encanta no ser la única, oye! Bri ha hecho una lista de cortos de Halloween aptos para niños súuuuper chula, al final de la entrada pondré un link que te dirigirá a su blog.

Para hoy tengo preparados unos freebies que constarán de postales, tarjetitas imprimibles y fondos de escritorio.
Lo ideal sería imprimir las postales y tarjetas en papel grueso o cartulina. ¡En una copistería seguro que pueden hacerlo! Quedarán muy chulas para felicitar las fiestas, adornar regalos ¡e incluso la casa!